Un nuevo informe denuncia las condiciones abusivas endémicas en parte del sector frutícola español. Señala que se trata de un fenómeno generalizado que se da en las principales zonas explotadoras en que, de manera sistemática, se vulneran ocho de los nueve derechos básicos de las personas trabajadores. Los abusos incluyen la denegación de los salarios legales, el trabajo forzado, las agresiones sexuales y el acoso. Siendo las mujeres muy vulnerables a la explotación y a las situaciones abusivas, por ser mujeres entre 25 y 45 años el perfil habitual.

El informe, elaborado por Ethical Consumer en Reino Unido, pide que los supermercados tomen medidas inmediatas para proteger los derechos de las personas trabajadoras agrícolas inmigrantes. Según informa The Guardian, al menos el 60% de las fresas se consumen en el Reino Unido proceden de grandes explotaciones de la provincia de Huelva. En 2020, el Reino Unido importó 310 millones de euros de fruta de la región de Andalucía, de las que se cree que el 91% se cultiva en Huelva. Si embargo, gracias a los datos que aporta el informe, la mano de obra dedicada a la recolección de la fruta en esta zona es la mayoría de origen inmigrante procedente de Marruecos y el África Subsahariana, cobrando menos del salario mínimo y en muchas ocasiones obligadas a hacer horas extraordinarias sin remuneración. 

Los sindicatos y las organizaciones de defensa de los derechos de las personas trabajadoras han respaldado las conclusiones del informe y piden a los supermercados apliquen las recomendaciones. El relator especial de la ONU sobre la extrema pobreza y los derechos humanos, insta a los supermercados a que pongan fin a su complicidad en este abuso y aborden el problema haciendo uso de las indicaciones que marca el informe.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación