wikipedia

Grupos de indígenas de Nueva Zelanda y Norteamérica denuncian el uso del IA no consentido sobre sus datos.   En este sentido denuncian como el uso de datos masivos públicos sobre su cultura, idioma etc,  a partir del entrenamiento de modelos de lenguaje de Inteligencia artificial, les hace perder el control de para qué se está utilizando sus datos sin poder dar ni si quiera su consentimiento.

Tal y como recoge Context News,  la alarma saltó cuando algunos colectivos se enteraron mediante las noticias compartidas en web, que la empresa OpenAI había presentado la herramietna Whisper, una herramienta de voz con servicio de transcripción de audio y traducción del inglés a diferentes idiomas, incluyendo el maorí. 

Ante el desarrollo creciente de herramientas de IA, algunas personas portavoces de dichos colectivos piden poder tener voz en estos desarrollos, puesto ya ha sucedido en otras ocasiones el uso de su cultura sin sentido, incluso con distorsión o en el peor de los casos de promoción de prejuicios.

Por tanto, el desarrollo creciente de la IA debe ir acompañado de un diseño dialógico, donde no se excluya a ninguna voz, tampoco el de las minorías culturales.

Secciones: subportada