Cada vez son más comunes los estudios que analizan las reacciones de la comunidad académica ante los acosos y agresiones sexuales que se dan en universidades. Este artículo, Attitudes of the Turkish University Students and Staff Toward Sexual Harassment and Assault: Preliminary Psychometric Evaluation, pretende elaborar una escala para medir las actitudes del personal académico y administrativo, así como de los y las estudiantes universitarias hacia el acoso y las agresiones sexuales. 

En la primera fase del estudio, se desarrollaron un conjunto de ítems y se examinaron la validez de contenido de dichos ítems. A posteriori se llevó a cabo un Análisis Factorial Exploratorio, un análisis paralelo y se calculó el coeficiente de fiabilidad alfa de Cronbach recogiendo datos de 150 participantes (54.7% mujeres y 45.3% hombres) para la versión inicial (compuesta por 12 ítems) de la Escala de Actitudes hacia el Acoso y las Agresiones Sexuales (ATSHAS). El 41% de las personas participantes correspondían al estudiantado y las demás, al personal académico y administrativo. 

 

En la segunda fase, se realizó un Análisis Factorial Confirmatorio con 354 participantes (54% mujeres y 46% hombres) para la versión revisada (10 ítems) de la escala ATSHAS. Además, se calculó el coeficiente de fiabilidad alfa de Cronbach con la segunda muestra. Tras elaborar el conjunto de ítems, la finalización de la primera fase del estudio duró 5 meses, y la de la segunda, 4. 

La tercera fase, la versión final de la escala ATSHAS, compuesta por nueve ítems, demostró propiedades psicométricas suficientes para medir las actitudes hacia el acoso y las agresiones sexuales en el entorno universitario. Los ítems analizados fueron los siguientes: (1) Una persona no es acosada/agredida sexualmente a menos que esté dispuesta a ello. (2) Si una persona sufre acoso/agresión sexual bajo los efectos del alcohol, no se le debe culpar por ello. (3) No se debe reaccionar si se es acosado/agredido sexualmente. (4) Quien no obedece las normas de comportamiento socialmente aceptadas, merece ser acosado/agredido sexualmente. (5)  No hay que reaccionar si la pareja nos acosa o agrede sexualmente. (6) El acoso/agresión sexual hace que la persona se sienta deseada. (7)  Si una persona es acosada/agredida sexualmente mientras está bajo los efectos del alcohol, también debería culparse a sí misma de este acto. (8) Quien dice claramente “no” no es víctima de acoso/agresión sexual. (9) Una persona no debe quejarse de ser acosada/agredida sexualmente si sale sola a altas horas de la noche.

A modo de conclusión, las personas investigadoras de este estudio afirman que esta es la primera herramienta de medición en Turquía desarrollada en base a una muestra con personal académico y administrativo universitario, así como con estudiantado. Los resultados obtenidos en este estudio indican que, a pesar de algunas limitaciones, la escala de ATSHAS es un instrumento de medición breve, válido y fiable que puede utilizarse para medir las actitudes hacia el acoso y las agresiones sexuales. Así, dada la facilidad de aplicación y puntuación, se cree que la escala satisfará las necesidades tanto de las y los investigadores del campo de la educación y la psicología; así como de las y los profesionales de la salud mental que trabajan en el contexto universitario.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación