Dos oficiales y una oficial de apoyo cerca del palacio de Buckingham.. Wikipedia

Más de 1.500 agentes de policía fueron acusados de violencia contra mujeres y niñas en un periodo de seis meses, según sugieren las cifras de Inglaterra y Gales. Sólo 13 policías fueron despedidos, según datos del Consejo Nacional de Jefes de Policía.

Las agresiones sexuales y las denuncias de uso excesivo de la fuerza por parte de los oficiales mientras estaban bajo custodia fueron algunos de los delitos denunciados. La información fue descrita como perturbadora por la jefa de policía adjunta Maggie Blyth, quien supervisa la investigación del NPCC sobre la violencia contra las mujeres y las niñas, como informa BCC.

Secciones: subportada