CC BY-NC-ND / CICR / T. Glass

Cuatro años después, las mujeres que sufrieron agresiones y acosos sexuales por parte de personas relacionadas con la OMS, todavía están esperando que se actúe contra los responsables y se les repare como víctimas.

La propia Organización Mundial de la Salud ha enviado recientemente a dos personas expertas independientes para que realizarán un estudio de cómo se está llevando a cabo la actuación tras la denuncia de las agresiones ya acontecidas hace unos años.  En su momento se  descubrió que por lo menos 83 empleados de la OMS y otras  agencias humanitarias violaron tanto a mujeres, como a una menor de 13 años.   El informe independiente,  recoge como no se ha hecho suficiente desde entonces, la gestión después de la denuncia no ha tenido los resultados esperados.

Por eso es tan importante que se pueda realizar las acciones pertinentes basadas en evidencias científicas, y con una determinación ejecutiva y efectiva.  No hay excusas como decían las personas expertas independientes para no haber gestionado dicha situación.   Que las víctimas sigan esperando actuaciones efectivas cuatro años después, no es es de recibo, y menos en manos de una institución como la OMS. Igual que se actúa de una forma rápida y contundente ante otras crisis, en los casos de agresiones sexuales y abusos debe imperar la misma conducta resolutiva.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación