Facebook (@JamiaMilliaAlumniDirectory)

El pasado 24 de febrero, diversos medios de origen indio se hacían eco de que la Universidad Jamia Millia Islamia ha suspendido a un profesor asistente, Abid Husain, del Departamento de Psicología por presunto acoso sexual y mala conducta grave en el campus, tras recibir la denuncia de siete personas pertenecientes al mismo. 

Al parecer el acusado trató de negarlo todo atribuyendo las acusaciones a una conspiración de las compañeras y compañeros contra él y en una reunión pública volvió a mostrarse violento y agredió verbal y físicamente al Jefe del Departamento, circunstancia que ha contribuido a que el Departamento de Quejas Interno de la institución inicie una investigación al respecto. 

En la denuncia se ha incluido la violenta y lamentable reacción del Dr. Abid contra sus compañeros y compañeras de Departamento y mientras tanto, efectivamente, la Vicerrectora lo ha suspendido no pudiendo abandonar a lo largo de este periodo la ciudad de Nueva Delhi.

Hay que decir que este es el segundo caso de acoso sexual por parte de un profesor al que la Universidad india responde contundentemente en los últimos meses, ya que a principios de mes también suspendió a otro profesor asistente del Departamento de Administración por acosar a una estudiante. 

Muestras muy esperanzadoras de que el acoso sexual existe pero también se visibiliza más y tolera cada vez menos en muchos contextos. La ola expansiva del movimiento #MeToo sigue llegando a muchos lugares del mundo y en España el movimiento #MeTooUniversidad contra el acoso sexual y la violencia de género aisladora es una muestra de lo mucho que aún deben trabajar algunos contextos por erradicarlo de sus espacios, pero también de lo mucho y rápido que se están transformando y el impacto social que está generando y lo inspirador del movimiento para otras Universidades del mundo entero. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación