Diferentes universidades tienen el objetivo de crear espacios seguros para su alumnado. 

Este artículo “Creating a University Strategic Plan to Address Relationship Violence and Sexual Misconduct (RVSM): An Application of Principles-Focused Evaluation at Michigan State University” incluye un documento que describe una iniciativa que se llevó a cabo durante varios años en la Universidad Estatal de Michigan para mejorar su respuesta institucional a la violencia en las relaciones y la conducta sexual inapropiada tras una crisis institucional a gran escala, que también se da en otras universidades y países.

Aunque las autoras presentan que las circunstancias de la MSU son únicas, muchas universidades se han enfrentado o se enfrentarán a momentos que pondrán de relieve los problemas de la violencia sexual. Con el objetivo de crear mecanismos para informar a otras facultades y universidades, el artículo describe cómo se fue desarrollando un plan estratégico de 5 años para transformar los servicios para las personas supervivientes y elaborar programas de prevención para múltiples audiencias y en múltiples niveles de análisis. 

A este marco lo titularon Know More. Do More. Support More. [Saber más. Hacer más. Apoyar más], en el que “saber más” refleja su uso continuo de encuestas sobre el clima en el campus y el intercambio de datos para educar a la comunidad sobre la violencia en las relaciones y la conducta sexual inapropiada; “hacer más” incluye el plan estratégico a nivel institucional para el cambio cultural; y “apoyar más” proporciona orientación a las y los miembros de nuestra comunidad sobre cómo responder a las revelaciones de una manera informada sobre el trauma; a la vez que conectar a las supervivientes con los servicios de apoyo. 

Las autoras también describen los retos y las oportunidades que surgieron de su elección de trabajar “dentro del sistema” para crear este modelo, así como de los dilemas éticos a los que nos enfrentamos cuando abordamos estas asociaciones. Esto plantea interrogantes sobre cómo podría ser un cambio verdaderamente transformador en instituciones basadas en la jerarquía, como las universidades. Las propias autoras afirman no pretender tener respuestas a esa pregunta, pero sí se sabe que los esfuerzos en este sentido deben centrarse en las personas supervivientes, especialmente en las experiencias de supervivientes de comunidades marginadas y minoritarias.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación