pixabay

Desde septiembre de 2021 se ha prohibido la vuelta a la escuela a las mujeres afganas mayores de 12 años, lo que deja a 1,1 millones de niñas y jóvenes sin acceso a una educación formal. Ante esta situación mujeres líderes afganas piden con urgencia que la comunidad internacional ayude a estas mujeres y niñas a poder acceder a la educación.

Shabana Rasikh, fundadora de la Escuela de Liderazgo de Afganistán, informó  que en la actualidad una niña afgana de 12 años que quiera acceder al derecho humano fundamental a la educación tiene dos opciones: 1) viajar al extranjero o puede vivir en la clandestinidad, o 2) abandonar Afganistán como refugiada o se convierte prácticamente en una criminal.

School of Leadership Afghanistan, la organización de Rasikh, era un internado para niñas que estuvo abierto en Kabul de 2006 a 2021. Toda la comunidad escolar tuvo que trasladarse a Ruanda, donde se encuentra ahora, como informa la UNESCO.

Aydin Sahba, estudiante de la Escuela de Liderazgo de Afganistán y activista, recordó que también hay que abordar la calidad y el contenido de la educación que se imparte a los niñas en Afganistán. Asimismo, la activista y escritora afgana Pashtana Dorani, ndadora y directora ejecutiva de Learn Afghanistan, se vio obligada a exiliarse. sugirió mecanismos de financiación alternativos y soluciones para apoyar a las comunidades del país que están marcando la diferencia y luchando por sus derechos.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación