La igualdad de género en las empresas no solo está lejos de la realidad en lo que respecta al liderazgo empresarial, sino que la brecha de propiedad es aún más pronunciada, según el Observatorio GECE, el último informe de la iniciativa CaixaBank e Ivie sobre el fortalecimiento de la competitividad empresarial en la Comunidad Valenciana. 

 La conclusión de este estudio muestra que la participación de las mujeres en el capital de las empresas valencianas es del 20,6%. Eso significa que solo una de cada cinco personas que participan en el capital de las empresas autónomas es una mujer. Este peso es incluso inferior a la media nacional del 22,6%.

 No solo las mujeres accionistas están menos representadas que los hombres, sino que la participación promedio en el capital de cada mujer también es menor que la de lo

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación