pixabay

La nueva CEO de Suntory Beverage & Food, Makiko Ono, una de las pocas mujeres que dirigen una gran empresa japonesa, quiere ver más oportunidades para las mujeres en la gestión y más negocios para su empresa en los mercados extranjeros, donde definió su carrera.

Cuando Ono tome el timón a principios del próximo año, Suntory Beverage, el mayor fabricante nacional de refrescos de Japón, dice que se convertirá en la mayor compañía japonesa cotizada por valor de mercado con una CEO femenina. Sin embargo, según Japan Times, Ono reconoció que su compañía aún está lejos de su objetivo más amplio, que el 30% de los gerentes sean mujeres para 2030, en comparación con solo el 13% ahora.

El ascenso de Ono a través de las filas a una posición corporativa superior es raro para las mujeres en Japón, que está rezagado con respecto a sus pares en numerosas medidas de igualdad de género. De las 1.802 compañías en la sección Prime de la Bolsa de Tokio, menos del 1% tiene a una mujer como su directora ejecutiva, según Tokyo Shoko Research.

Ono también ve oportunidades potenciales en el extranjero para la compañía, socio japonés de PepsiCo. Ya obtiene la mitad de sus ingresos en el extranjero, con Asia y Europa como sus mayores mercados extranjeros. Si bien Suntory Beverage es propiedad mayoritaria y está estrechamente alineada con Suntory Holdings, el mayor fabricante de whisky de Japón y propietario de las marcas Jim Beam y Maker’s Mark, también cotiza en la Bolsa de Tokio, lo que Ono dijo que le da más flexibilidad en el financiamiento.

El nombramiento de Ono se produce una década después de que el ex primer ministro Shinzo Abe impulsara una política de “womenomics” de aumentar la participación femenina  en la fuerza laboral, y en  los últimos años, compañías como Suntory y la agencia de personal Recruit Holdings han anunciado objetivos numéricos para las mujeres en la gerencia.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación