Mujeres sudanesas. Wikipedia

A una mujer de Sudán, acusada de adulterio, la han condenado a seis meses de cárcel por besar a un hombre. La mujer tiene 20 años y fue anteriormente condenada a morir lapidada. Esta caso ha provocado una protesta internacional. 

El Centro Africano de Estudios sobre la Justicia y la Paz (ACJPS) afirmó que era una pena que agrava la  violación del derecho internacional.

Tras las protestas, el tribunal del estado del Nilo Blanco volvió a juzgar el caso. Finalmente, el presidente del tribunal cambió la acusación de “adulterio” por la de “acto obsceno”, lo que significaba que cumpliria condena en prisión.

Sudán sigue condenando a pena de muerte para algunos delitos que según su interpretación aparecen en el Corán, como el robo y el adulterio. En la legislación  del país africano conllevan penas como la flagelación, la amputación de manos y pies, el ahorcamiento y la lapidación, como informa la BBC.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación