La violencia machista supone un gravísimo problema de salud pública en el mundo que cuya erradicación es un horizonte alcanzable si se involucra a la totalidad de la sociedad, tanto a mujeres como a hombres. El artículo Positive masculinities and gender-based violence educational interventions among young people: A systematic review, publicado en la revista ‘Trauma, Violence & Abuse’, presenta una revisión sistemática de diferentes estudios científicos que desarrollan intervenciones educativas para la prevención de la violencia machista a través del abordaje de las masculinidades hegemónicas entre jóvenes.

A través de la consulta en las principales bases de datos científicas (PubMed, Web of Science, Scopus, PsycInfo, CINAHL, Eric o Google Scholar) se desarrolló una revisión sistemática de la literatura científica atendiendo a tres criterios: 1) estudios de evaluación originales sobre intervenciones educativas para la promoción de relaciones equitativas entre sexos dirigidos a la población joven para prevenir o reducir el riesgo de violencia física, sexual y/o psicológica tanto dentro como fuera de la pareja; 2) estudios de evaluaciones o programas relacionados con los efectos de la violencia física, sexual y/o psicológica contra las mujeres; y 3) publicaciones en tres idiomas: inglés, francés y español.

Los resultados demuestran que las intervenciones educativas destinadas a prevenir la victimización y perpetración son más eficaces cuando abordan la cuestión de las masculinidades tradicionales dominantes o hegemónicas. Esto incluye una reflexión crítica sobre la socialización en los centros educativos y la que adquirimos a través de los medios de comunicación y los discursos públicos, la conciencia crítica sobre las construcciones del género, la participación de la comunidad o la creación de sistemas de apoyo social; evidenciándose un enorme impacto del conjunto de estos factores en la construcción de la narrativa pública sobre los modelos de masculinidad. Así, las conclusiones de este trabajo permiten afirmar que la prevención y erradicación de la violencia machista pasa por la promoción de alternativas a las construcciones hegemónicas de la masculinidad. Un importante ejemplo de ello podemos encontrarlo en la sección NAM de Diario Feminista, con valiosísimos recursos para trabajar con toda la población y en cualquier rango de edad la superación de las masculinidades tradicionales dominantes y oprimidas y la promoción de las nuevas masculinidades alternativas que son, tal como muestran las evidencias científicas, una pieza clave para avanzar junto a las mujeres hacia la igualdad y la superación de la violencia machista.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación