Las y los docentes que están en procesos de formación dialógica debatiendo los artículos publicados en las revistas científicas con mayor impacto, son capaces de argumentar a través de las evidencias científicas de impacto social sobre la importancia de la iniciación temprana de las habilidades lectoescritoras, huyendo de opiniones que no contribuyen a la mejora educativa y que alejan las posibilidades del alumnado de adquirir competencias esenciales para sus trayectorias académicas y profesionales, así como para el ejercicio de su plena ciudadanía.

El estudio longitudinal The Contribution of Emergent Literacy Skills for Early Reading and Writing Achievement,  publicado en ‘Trends in Psychology’, investigó si las habilidades de alfabetización temprana favorecen el éxito en las habilidades lectoescritoras y qué habilidades de alfabetización contribuyen a las competencias iniciales de lectura y escritura de forma más eficaz. La investigación utilizó una muestra de 34 niños y niñas de entre 5 y 6 años de la red pública de enseñanza en Brasil. Realizando análisis mediante técnicas correlacionales y de análisis de regresión, se recogieron datos en dos etapas, una al final de la Educación Infantil y otra en primer año de Educación Primaria, con un intervalo de 10 meses entre las recogidas. Al final de la etapa de Educación Infantil se realizaron pruebas de conciencia fonológica, comprensión oral, vocabulario y conocimiento de las letras y en el primer año de Educación Primaria se evaluaron las competencias de escritura y lectura de palabras, así como de comprensión lectora de las y los participantes.

El análisis de los resultados identificó las variables predictoras que mejor explicaban el rendimiento de la comprensión lectora y de la escritura mostrando que todas las habilidades de alfabetización temprana evaluadas (conciencia fonológica, conocimiento de las letras, vocabulario y comprensión oral) presentaban correlaciones positivas significativas con el rendimiento en las pruebas de lectura y escritura, precisando que había una contribución mayor de la conciencia fonológica y del conocimiento de letras para la escritura y para las habilidades de lectura y comprensión lectora de la conciencia fonológica. Estos hallazgos permiten sacar conclusiones relevantes. Primero, que iniciar la alfabetización en la etapa de Educación Infantil favorece el éxito en habilidades de lectura y escritura y segundo, que las habilidades de alfabetización temprana relacionadas con el dominio del código son las más importantes para las habilidades lectoescritoras.

Los resultados de este estudio contribuyen a la comprensión de los procesos cognitivos y lingüísticos implicados en el proceso de alfabetización y las conclusiones obtenidas apoyan la importancia de las habilidades de alfabetización emergentes para el aprendizaje del sistema de escritura y la necesidad del desarrollo de propuestas pedagógicas en la etapa de Educación Infantil que tengan como parte fundamental el trabajo de las habilidades de lectoescritura lo más tempranamente posible para que todas las niñas y niños tengas las máximas garantías de alcanzar el éxito educativo.

Secciones: subportada