Solo uno de cada cuatro líderes de nivel ejecutivo es una mujer, y solo uno de cada 20 es una mujer de color. Según una nueva encuesta realizada por McKinsey, las mujeres encuestadas apuntan que enfrentan barreras que les dificultan avanzar, incluidas las agresiones y el cuestionamiento como publica el World Economic Forum

Muchas mujeres líderes también dicen que quieren trabajar para empresas que priorizan el trabajo flexible y toman en serio el bienestar de los empleados. Eso es según una encuesta realizada por McKinsey, en asociación con LeanIn.org. El informe Women in the Workplace 2022 dice que, a pesar de algunos avances en los últimos años, las mujeres están “dramáticamente subrepresentadas” en las empresas estadounidenses. 

Según el estudio, los motivos que llevan a las mujeres a abandonar sus trabajos son; las agresiones que sufren en el entorno laboral. Las cargas exhaustivas de trabajo. La poca flexibilidad que existe para conciliar la vida laboral y familiar. La encuesta encontró que la discriminación a menudo se agrava para las mujeres de diferentes razas, orientaciones sexuales y aquellas que tienen discapacidades. Las mujeres negras y las que el informe describe como latinas, son menos propensas que las mujeres de otras etnias a sentir que su gerente apoya su desarrollo profesional. También dicen que experimentan menos seguridad psicológica. Las mujeres LGBTQ + y las mujeres con discapacidades también informan haber experimentado más agresiones.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación