Mujer con burka mendigando en Kabul, Afganistán, junio de 2008.. Wikipedia

Doce personas, entre ellas tres mujeres, han sido azotadas frente a miles de espectadores en un estadio de fútbol en Afganistán, según informa la BBC.  El gobierno les culpa por  “delitos morales” que incluye el adulterio, el robo y las relaciones sexuales entre homosexuales. 

Movimientos sociales en defensa de los derechos humanos ya están alertando de esta situación, que implica una vulneración directa a las víctimas. Dichos castigos deberían ser frenados internacionalmente puesto no caben en el siglo XXI.e

El diario británico ha informado que se cree que es la segunda vez en lo que va de mes en el que se lleva este tipo de acciones inhumanas en público.  

El portavoz talibán de la región de Logar, Omar Mansoor Mujahid, donde se produjeron el trato inhumano señaló sin muchos detalles  que las mujeres fueron liberadas después de ser castigadas, mientras que algunos hombres fueron encarcelados.  Se calcula que las personas que el gobierno ha castigado recibieron entre  entre 21 y 39 latigazos cada una. 

La semana pasada en una acción similar se castigaron a diecinueve personas en la provincia de Takhar.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación