El phubbing es el acto de interactuar con el móvil en lugar de hacerlo con otras personas presentes físicamente. El estudio ¿Te importaría prestarme atención? El phubbing en la adolescencia como reto educativo en la convivencia digital y presencial, publicado en la “Revista Complutense de Educación” se ha realizado con el objetivo de conocer la incidencia y el impacto de este fenómeno en adolescentes, así como analizar si su normalización neutraliza su efecto negativo.

En el estudio realizado se empleó un enfoque cuantitativo y un diseño experimental transversal de comparación de grupos, con una muestra de 379 adolescentes de entre 12 y 17 años.

Los resultados obtenidos muestran una fuerte prevalencia de alto nivel de phubbing en la vida de los y las adolescentes. Cerca de la mitad de la muestra reconoce un nivel elevado a la hora de ignorar a la persona con la que mantiene una conversación presencial por estar atendiendo al móvil. Dentro de estos datos, el nivel más alto lo alcanzan las chicas, y las edades con más incidencia se sitúan entre los 15 y los 17 años.

En cuanto a los sentimientos, a tres cuartas partes de la muestra les afecta de forma negativa ser ignorados o ignoradas por otra persona que está atendiendo al móvil. Concretamente, el mayor porcentaje de la muestra manifiestan sentir esta molestia. Y en cuanto al género, los resultados muestran que los chicos se sienten menos ignorados que las chicas.

Los datos obtenidos también demuestran que el hecho de realizar un alto nivel de phubbing no cambia el impacto emocional en él al convertirse en víctima (phubbee).

Las conclusiones de este estudio permiten establecer un impacto en la salud emocional y en la vida del alumnado adolescente. Preocupa que podría haberse normalizado la conducta del phubbing, aun conociendo los efectos negativos a nivel emocional, tanto al sufrirlo como sobre quienes lo realizan, provocada, entre otras cuestiones, por la adicción y el mal uso de las redes sociales.

Por tanto, en los centros educativos es necesario que empecemos a tratar el uso adecuado de Internet y las redes sociales a nivel curricular, explicando los riesgos que tienen estas conductas en los ámbitos emocional y psicológico y desarrollando hábitos y habilidades para un uso responsable y saludable de las mismas.

Secciones: Evidencias portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación