Pixabay

Dos chicas jóvenes fueron intimidadas y golpeadas en la cabeza con una roca por parte de un hombre en Barcelona la noche del 30 de octubre. El homicida las sorprendió y las golpeó. Un chico que estaba cuando vio lo que estaba sucediendo intervino para salvar a las jóvenes.

Su posicionamiento valiente contribuyó a salvar a una de las chicas, que así lo ha reconocido públicamente en los medios, a pesar de que recibió violencia de género aisladora para sacarlas de las manos del homicida, contribuyó a que otras personas que estaban en la calle actuaran rápidamente llamando a la policía y a la ambulancia.

La actuación de las personas valientes que intervienen en casos de violencia de género permite salvar y proteger a muchas personas. El mirar hacia otro lado solo contribuye a perpetuar la violencia de género y la violencia de género aisladora. 

El homicida se encuentra en prisión preventiva y las dos chicas y el chico que las ayudó están recuperándose de las graves contusiones. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación