Unsplash

Un nuevo método permitirá desarrollar pruebas de detección rápida del síndrome antifosfolípido, una enfermedad autoinmune que provoca trombosis con el riego de provocar derrames cerebrales e infartos. Un síndrome que puede tener graves consecuencias para las mujeres embarazadas y causar la muerte de sus fetos. Hasta el momento los métodos actuales tenían una fiabilidad muy limitada, lo cual significa que el diagnóstico no se podía realizarse hasta que aparecían los primeros síntomas clínicos. En cambio, el nuevo descubrimiento permitiría tratar la enfermedad antes de que se produzcan efectos significativos.

El síndrome antifosfolípido es un grave problema de salud para las mujeres. Se estima que las mujeres tienen cuatro veces más probabilidades de verse afectadas por la enfermedad que los hombres. Y se calcula que el 15% de los casos de aborto espontáneo están causados por el síndrome antifosfolípido. Además, el síndrome también es muy perjudicial antes del embarazo para las mujeres que toman anticonceptivos. Pues la mezcla del síndrome y la píldora hormonal provoca infertilidad en el 90% de los casos en un plazo de 10 años, según informa HealthEuropa

El nuevo enfoque molecular, desarrollado por el equipo de investigación de la Universidad de Ginebra y publicado en la revista Research and Practice in Thrombosis and Haemostasis, va dirigido a los anticuerpos responsables del síndrome antifosfolípido.  El cribado diseñado tiene una eficacia del 85%, que puede hacerse como prueba rápida, similar a las pruebas de antígenos de COVID-19. De  esta forma, estas pruebas se ofrecerán principalmente a las mujeres que quieran quedarse embarazadas o busquen una anticoncepción hormonal. 

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación