Cada vez son más las empresas tecnológicas que buscan formas de cómo ampliar la diversidad entre sus equipos. Por un lado, lo hacen porque saben que es la forma de potenciar la creatividad e innovación de sus trabajadores y trabajadoras. Por otro lado, es una necesidad, ya que según el estudio “Tech Cities 2022” de Experis (la división de tecnología de ManpowerGroup), en España se necesitan más de 120.000 mujeres con perfil de tecnología. 

En este sentido, para avanzar el sector tecnológico se presentan como imprescindibles reducir y eliminar la brecha de género y mejorar la formación en el ámbito, según explica El nuevo siglo. En efecto, según datos de un informe de Eurostat, los hombres empleados especialistas en tecnologías de la información (TIC) conforman un 80,9%. 

El problema se encuentra también desde la formación inicial, ya que según datos de la Unesco, las carreras STEM cuentan solo con un 35% de estudiantes mujeres matriculadas, y dentro de las áreas relacionadas, la ingeniería es una de las que cuenta con menos mujeres. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación