El primer acto de la ruta del Metoo Universidad se ha celebrado en la Universidad de Valencia, inaugurando así la ruta del Sur que recorrerá durante toda la semana universidades de diferentes comunidades autónomas, y finalizará con un evento central que se celebrará en Madrid el próximo viernes 30 de septiembre. 

Según palabras de Mar Joanpere, cofundadora del Metoo Universidad  “nunca antes se habían organizado tantos actos para dialogar sobre el acoso sexual y la violencia de género en las universidades, y esto es posible fruto del apoyo de muchas personas supervivientes y personas que están apoyando continuamente, y tampoco hubiera sido posible si en las propias universidades no hubieran personas que han recibido la propuesta con los brazos abiertos.  Ahora ya sí, todas y todos empezamos a posicionarnos contra el acoso sexual”, años atrás había un silencio absoluto, y ahora sí es posible.  Mar Joanpere, profesora de la Universidad de Barcelona, ha relatado cómo el acoso que sufrió junto a dos compañeras en la Universidad de Barcelona por parte de un estudiante del mismo máster fue un infierno durante meses, hasta que el catedrático Ramón Flecha de la misma universidad, se posicionó a su lado y “fue como un salvavidas”. A partir de ese momento, juntamente con otras compañeras,iniciaron una red solidaria de víctimas de violencia de género en las universidades, e incluso fueron las primeras denunciantes en ganar un caso de acoso sexual en la universidad a pesar de todas las dificultades que les pusieron.

El evento realizado en la Universidad de Valencia ha contado con la participación de Inmaculada Chiva, vicedecana de prácticas, movilidad e igualdad de la Facultad de Filosofía y Ciencias de la Educación ,  que ha inaugurado la mesa destacando como este evento “es emotivo y supone un reto para las universidades”,  a la que Marta Talavera, vicedecana de prácticas y participación de la Facultad de Magisterio, ha incidido en destacar “reunir a dos facultades es todo un éxito de un tema que muchas veces ha sido silenciado”, además de incidir en la importancia de ser referentes y que “cada víctima se sienta apoyada”.   Esther Roca, profesora de la UV, y moderadora del evento, víctima de acoso sexual en su etapa de estudiante, y una de las participantes en el Metoo Universidad, ha declarado “estamos en un momento en el que podemos erradicar el acoso sexual definitivamente y en el que podemos dar apoyo a cualquier víctima para que se convierta en superviviente”.

En la mesa además han participado diversas ponentes, entre ellas Amparo Alcina presidenta de (AMIT-MucVal) destacaba en su intervención como desde AMIT habían observado el abandono de la carrera académica por parte de mujeres siendo el acoso sexual uno de los motivos “el acoso sexual causa ese freno, por el coste que tiene laboral y personal, y deciden abandonar. Y no es justo, para nosotras ni para la sociedad, que se queda sin el potencial de muchas mujeres”, Alcina decía que podían contar con AMIT para el apoyo que se necesitara. Anabel Forte Deltell, directora de la cátedra de brecha digital de género,  destacaba en su intervención como en todas las carreras se dan estas situaciones, y como desde el Metoo “son referentes que nos pueden dar herramientas”,  en el caso de M. Pilar Domínguez profesora del Institut dels Drets de les Dones,  ha puesto en relevo el caso que sucedió en la facultad hace dos años y que fue gracias a la fuerza de las estudiantes en romper el silencio, en muchas ocasiones según Dominguez se apunta a la maternidad como causa de no asunción de cargos o de continuar las carreras académicas, pero “se olvida las violencias”.  Mar Joanpere, ha subrayado en su intervención cómo durante estos años siempre ha encontrado mujeres y hombres a favor de las víctimas, y mujeres y hombres en contra de las víctimas, y lo importante es que existan mecanismos efectivos, si hay denuncias es que las víctimas confían que se la institución atenderá, no es un dato negativo, y por ello es necesario exigir a las personas responsables de las universidades mecanismos efectivos de protección, y por ello hay ahora mismo una petición en marcha para acabar con el acoso sexual y la violencia de género aisladora en la universidad que cualquier persona puede firmar y apoyar.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación