Por primera vez en la historia el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) tendrá a una mujer como presidenta, la jueza Síofra O’Leary. Una elección que llega después de que en 2020 también una mujer ocupará la secretaría principal, otro puesto de gran relevancia en esta institución (El País). 

O`Leary representaba a Irlanda en el TEDH desde 2015 y presidía como vicepresidenta. Ahora ocupará la máxima posición de este tribunal internacional, tras haber sido elegida por los 46 jueces de la corte (uno por país miembro del Consejo de Europa). Entre sus funciones estará presidir las audiencias de las Gran Sala, que trata los temas más sensibles del Tribunal de Estrasburgo. En la actualidad 14 de los 46 jueces que conforman la corte son mujeres. 

El TEDH, cuya sede se encuentra en Estrasburgo (Francia),  es un tribunal internacional que se creó en 1959 para decidir sobre las situaciones individuales o estatales que alegan violaciones de los derechos civiles y políticos establecidos en el Convenio Europeo de Derechos Humanos. 

La toma de posesión del cargo como presidenta de tribunal de O’Leary será el 1 de noviembre, cuando la organización contará con un juez menos, el de Rusia que formalmente estará fuera de la corte tras ser expulsado en marzo por la invasión a Ucrania, lo cual implica que la ciudadanía rusa dejará de estar cubierta por la protección del TEDH. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación