Terrassa acogerá una nueva unidad de atención integral a victimas de abusos sexuales en Catalunya inspirada en el modelo Barnahus.  La primera se inauguró en Tarragona, y desde su aplicación, han atendido a 450 casos y aumentado el número de detecciones de menores víctimas de abusos sexuales, según se informa en La Vanguardia.

El modelo Barnahus tiene como objetivo principal poner el centro en la atención de la victima, evitar su revictimización ,  centrando que su relato y su denuncia solo se explica una vez, y los demás profesionales que deben intervenir en las diferentes fases del caso, acceden a estas evidencias evitando preguntar una y otra vez al o la menor sobre su testimonio, que tal y como se ha demostrado científicamente y a conciencia que no todas las personas profesionales tienen la formación y sensibilidad adecuada,  la denuncia en muchos casos significaba el inicio de un infierno en lugar del primer paso para su reparación o transformación. Además se procura que el entorno del centro sea acogedor y no distante para facilitar un ambiente de confianza tanto para las víctimas como para sus familiares que la apoyan en la denuncia.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación