Cuando son solo las mujeres las que abogan por espacios de igualdad, puede parecer una causa muy reducida, cuando lo hacen los hombres, puede parecer que se entrometen en espacios que no les corresponden, en cambio cuando lo hacen conjuntamente se ha demostrado que los logros son mucho mayores.

Junto con sus colegas Subra Tangirala, de la Universidad de Maryland, y Elad Sherf, de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, planteó a diversos grupos varias preguntas diferentes sobre una serie de propuestas de equidad de género, desde formar a las mujeres en cómo negociar para obtener una mayor remuneración hasta garantizar que las mujeres formaran al menos el 50% de las candidaturas a puestos de liderazgo según publica la Universidad de Texas, Austin

En cada uno de los tres estudios, las y los participantes -incluidos los que ocupaban puestos directivos- reaccionaron más favorablemente en general a las coaliciones mixtas de género que a los defensores de la mujer o del hombre. Dado que las coaliciones mixtas (debido a la participación de los hombres) pudieron señalar que la equidad de género es una cuestión importante para la organización. Además, las coaliciones mixtas (debido a la participación de las mujeres) pudieron señalar que tenían derecho a hablar sobre cuestiones de equidad de género.

Pero la lección podría aplicarse más allá de los problemas de las mujeres. Otros tipos de preocupaciones sociales en el lugar de trabajo, como la justicia racial, podrían beneficiarse de las coaliciones demográficamente diversas. Por ejemplo, si un grupo trata de promover la equidad racial en el lugar de trabajo, una coalición de empleados blancos y negros podría señalar mejor tanto la legitimidad de la coalición como la del tema.

Aunque las mujeres todavía no han alcanzado la igualdad en muchos lugares de trabajo, las investigadoras se sintieron alentadas por la seriedad con que las y los participantes se tomaron las propuestas de las mujeres. En la escala de 0 a 7, sus niveles de apoyo oscilaron entre 4,47 y 5,43. Mientras que años atrás las actitudes hacia la igualdad eran mucho más reaccionarias. Las evidencias demuestran que hoy en día es fundamental que los hombres actúen solidariamente con las mujeres para que la defensa de la equidad sea más eficaz y tenga un impacto directo en los sitios de trabajo. 

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación