Internet Watch Foundation informa sobre el alarmante crecimiento de videos de abusos sexuales a menores autogenerados bajo coacción. Casi 20,000 niños entre siete y 10 años que fueron abusados sexualmente en línea en los primeros seis meses del 2022 fueron forzados o manipulados para filmarlos ellos mismos en el Reino Unido.

Estos datos muestran la necesidad de una mayor implicación de la comunidad en prevenir este tipo de agresiones, puesto como el propio informe recoge, suceden mayoritariamente en ámbitos corrientes como las propias casas y vecindarios. Una mayor efectividad social, en las propias redes personales y sociales es clave para detectar posibles agresores sexuales y personas cómplices que coacciones a estas niñas y niños a incluso grabar los propios abusos sexuales sufridos.

 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación