Las últimas inundaciones en Pakistán han afectado especialmente a la población con menos recursos socioeconómicos, como son las mujeres. Las lluvias monzónicas, iniciadas en junio, han afectado a un tercio del país, concretamente a 33 millones millones de personas, de las cuales se estima que  6,4 millones de ellas necesitan asistencia. 

Los desastres climatológicos afectan gravemente a las mujeres y niñas, ya que se encuentran a la dificultad de la asistencia humanitaria y a otros desafíos. Frente a esta situación ONU Mujeres Pakistán  ha distribuido artículos de ayuda de emergencia como refugios, ayuda médica y productos de higiene para las mujeres afectadas. Además, proporciona subvenciones a las mujeres más vulnerables por valor de 20.000 rupias (91,65 euros). 

La organización internacional ha comunicado que ampliará su respuesta a las inundaciones para brindar asistencia vital en las regiones de Sindh, Baluchistán y  Gilgit-Baltistan. Estos  servicios ampliados incluyen centros temporales para mujeres y servicios para prevenir y responder a la violencia de género, como informa la ONU.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación