Unsplash

La Organización Nacional de Investigación para la Seguridad de las Mujeres de Australia (Anrows) ha anunciado a través de un estudio que la mayoría de las mujeres de 20 años han sufrido violencia sexual. Esta acciones sexuales sin consentimiento pueden llevar a la coacción, la fuerza física, la violación, la agresión sexual, la obligación de ver o participar en pornografía, la prostitución forzada o la obligación de mantener relaciones sexuales con otras personas.

El estudio, realizado a través del proyecto “Estudio longitudinal australiano sobre la salud de las mujeres (ALSWH)” en curso, ha recogido datos de más de 57.000 mujeres de diferentes edades desde 1996 hasta la actualidad sobre la violencia sexual. 

Los resultados mostraron que el 51% de las mujeres de 20 años y el 34% de las de 40 años habían sufrido violencia sexual en algún momento de su vida, y el 26% de las mujeres de 68 a 73 años habían sufrido violencia sexual. Asimismo, la Oficina Australiana de Estadísticas encontró en 2017 que una de cada cinco mujeres australianas han sido abusadas. La Encuesta Nacional de Seguridad de Australia encontró niveles similares en estudiantes universitarias en 2021.

Los datos también revelan que las mujeres que habían sufrido violencia sexual durante la infancia estaba vinculada a mayores tasas de revictimización en la edad adultas. Además, los resultados revelan que las mujeres que sobreviven a la violencia sexual son mucho más propensas a tener peor salud física y mental.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación