Las mujeres del estado de Rajastán, al norte de la Indía, trabajan y reivindican por tener agua potable al lado de sus casas. Sólo 10 millones de hogares de esta región están conectados, según datos del gobierno federal, lo que le convierte en uno de los lugares con menos hogares conectados al agua corriente.

Las mujeres cansadas de pasar horas buscando agua para sus hogares, un grupo de más de 10 mujeres de un barrio de la zona llevan alrededor de cuatro años trabajando para conseguirlo.

Narendra Modi , el primer ministro, anunció en 2019 un plan para únir el agua corriente a las casas rurales en 2024. En el marco Misión Jal Jeevan, como se le conoce, y en colaboración con UNICEF, las mujeres consiguieron obtener grifos en sus casas en el 2020. 

El Instituto Nacional para la Transformación de la India (NITI), a través de un informe en 2018, señaló que unas 200.000 personas en la India fallecen anualmente por no acceder adecuadamente al agua potable. Muchas mujeres antes de tener agua potable en sus casa arriesgaban su salud caminando con altas temperaturas y saltándose los baños, como informa Reuters

 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación