Dos cadetes denuncian a la empresa marítima Maersk por encubrir agresiones sexaules. Ambas denunciantes sufrieron agresiones sexuales dentro de barcos de la empresa, y a pesar de las denunciasm

Hope Hicks, demandó a la empresa por no garantizar un entorno seguro, testificó como por ejemplo no se restrengia el uso de llaves maestas, hecho que garantizó que sus agresores, miembros de la tripulación, pudieran entrar en su habitación y violarla, además de no tener conexión wifi hecho que impidió poder pedir ayuda en el momento de la agresión.

La cadete decidió publicar su denuncia identificándose para alentar aquellas , personas que hubieran pasado por lo mismo, y así se sumó la segunda denunciante, que sufrió una agresión en la misma situación siendo cadete. 

En la denuncia queda constancia como los miembros de la tripulación conocían la situación permanente de acoso y no hicieron nada por impedirlo.

Tener una política de tolerancia 0 ante cualquier agresión sexual, acoso no es suficiente, hay que aplicar las mediadas que garantizan que no suceda, tal y como se recoge en las evidencias científicas.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación