Unsplash

El primer equipo conformado por jugadoras de la comunidad Ava Guaraní de la Fortuna ha triunfado sobre el racismo, el sexismo, las amenazas y la violencia física para llegar a la Copa Salta de Argentina, haciendo camino hacia la igualdad y la no discriminación en el mundo. 

Se trata del equipo de fútbol femenino del Club Deportivo Guaraní, un club con sede en la comunidad de Misión San Francisco. El sábado disputarán haciendo historia al jugar la final de la Copa Salta, al ser el primer equipo de una comunidad indígena en llegar a la final de un torneo importante en la provincia, como informa The Guardian

El equipo se formó hace seis años, y llegar a la final es un gran logro para el equipo, que ha tenido que afrontar situaciones de sexismo, insultos raciales, amenazas y ataques por su origen indígena. Además, las jugadoras manifiestan como han tenido que posicionarse ante los prejuicios por ser mujeres, una discriminación que se suma la falta de respeto de los derechos de las personas indígenas en Argentina. En suma, una situación de desigualdad significativa que hace que sea uno de los grupos étnicos que sufre los mayores índices de pobreza del país.

El creciente interés por el fútbol femenino se refleja no solo en la comunidad guaraní, sino también entre otros grupos indígenas de toda América Latina. En Argentina, el fútbol femenino está avanzando para conseguir estar al mismo nivel de reconocimiento e inversión que el masculino. Para las jugadoras del club guaraní, el fútbol les permite luchar contra la discriminación y empoderarse para avanzar hacia la igualdad de género. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación