Las Nuevas Masculinidades Alternativas son hombres muy diversos en todas las opciones, lo que les une y les define es el posicionamiento claro y radical frente a la violencia y las actitudes seguras y valientes ante la vida.

Los distintos entornos son más divertidos si cuentan con la presencia de Nuevas Masculinidades Alternativas porque contribuyen a crear espacios sin violencia y, por lo tanto, más libres, en los que disfrutar y divertirse de muy distintas maneras.

La diversión es un aspecto muy diverso de las relaciones sociales que, además, tiene una enorme trascendencia en la vida de las personas porque da atractivo a las interacciones y vínculos sociales y porque ayuda a dotar de sentido las actividades y las acciones que desarrollan. La violencia es un elemento que se erige como la principal barrera para la aparición y disfrute de la diversión. Todos los ingredientes anteriores desaparecen cuando surgen los elementos violentos: la presión, las agresiones, la insolidaridad, etc., y cualquier situación deja de ser divertida. Cuando se teje la diversión desde la solidaridad, en el momento en el que alguien sufre, la diversión desaparece. Si es cierto que puede haber personas que se diviertan ejerciendo violencia o presionando, y que eso genere el malestar de alguna persona, no lo es menos que eso dependerá del apoyo que reciban. Lo que está claro es que ante estas situaciones las NAM saben posicionarse y reducen los efectos negativos que puedan surgir, planteando alternativas que tengan en cuenta a las personas y quitando atractivo a las personas agresoras.

 

La idea de diversión tiene diferentes perspectivas, sobre cuáles son los distintos ambientes y situaciones que pueden generar diversión, por ejemplo. Los diálogos con los iguales, en los que se da atractivo a situaciones exentas de violencia o en los que se quita valor a situaciones de coacción o violencia, tienen impacto en la socialización y en la idea de diversión. El entretenimiento, el humor, el disfrute, la alegría y el placer suelen ser palabras que aparecen cuando se habla de diversión. Todas estas ideas se enlazan con las relaciones sociales y, por ello, dependiendo de las interacciones que se tengan, se conciben como divertidas unas u otras situaciones. Cada persona debería poder definir y sentir la diversión a su manera, desde la libertad de elección de relaciones. Se puede relacionar con el deporte, la noche, el ocio, el conocimiento, la fiesta, el trabajo, con los grupos de amistades, la cultura, el sexo, el turismo o la música, según los gustos de cada cuál, pero, sobre todo, está enlazado a las personas con las que se comparten los diferentes espacios y actividades. Tendrá poco que ver con lo se dice o se expresa, porque puede ser fruto de la coacción imperante, y  dependerá mucho más con lo que se siente. Por eso, la libertad es un elemento clave en las relaciones sociales y en la diversión, porque permite expresar aquello que sí que es divertido para la persona.

Las NAM posibilitan que aquello que sentimos y decimos sea lo mismo y esto es lo que les hace tan atractivos y tan divertidos. Poder disfrutar, de verdad, de lo que realmente nos gusta.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación