En Cadena Ser se ha publicado el testimonio de una chica que ha narrado la agresión sexual que sufrió y que en lugar de ser apoyada no fue escuchada.  La situación que se dio denominada stealthing que identifica como la retirada del preservativo en pleno acto sexual sin el consentimiento de la mujer es un delito que atenta con la libertad sexual de la mujer.

Es lo que le pasó a la superviviente que de una forma valiente cuando pasó esta situación, donde ella exigió que no siguiera sin el preservativo sin respetarse su voluntad, decidió tras hablar con una amiga ir al hospital a realizarse las pruebas para detectar si había o no contraído alguna enfermedad y pruebas  para realizar la denuncia.  No recibió la atención que requería dicha situación ni en el hospital ni tampoco en el sistema judicial, responsabilizándole a ella .

Este tipo de situaciones se deberán tipificar de una forma precisa en el código penal para que no quede en la libertad de valoración de los y las jueces, aunque el sentido común marca claramente que si la chica dijo que no sin preservativo, y el otro le obligó, ahí es constituyente de agresión sexual, se ha vulnerado su libertad sexual, no es necesario estudiar una carrera de derecho para comprender que si dijo No sin preservativo, y se le obligó, era constituyente de agresión sexual.  Por tanto es necesario promover un contexto social donde no se culpabilice a las víctimas, y se defienda claramente la libertad sexual en cualquier momento.