En 2017 European Women’s Lobby (EWL) lideró #HerNetHerRights un proyecto cuyo objetivo fue el de analizar el estado de la violencia de género on line en Europa de aquel momento para visibilizar la problemática y concienciar a la sociedad. Además del análisis de la realidad al respecto, EWL elaboró un documento que reúne un conjunto de medidas y recomendaciones para implementar a través de las políticas con el fin de hacer frente a la violencia contra las mujeres y niñas online en Europa y un kit de herramientas para activistas y mujeres en general. 

Aunque el proyecto sólo tuvo un periodo de duración de seis meses, aún podemos disponer y consultar el documento que surgió como producto del mismo y que consta de un resumen ejecutivo del Informe #HerNetHerRights en el que se mapea el estado de la violencia de género on line en Europa; recomendaciones para el diseño de políticas que combatan de forma eficaz esta lacra social al mismo tiempo que ir creando un ciberespacio más seguro e inclusivo para todas las mujeres y niñas y un kit de herramientas. Éste último se ha presentado en las formaciones que posteriormente otras organizaciones han realizado en colaboración con EWL de cara a contribuir a crear una internet más segura y solidaria para las mujeres y las niñas. 

Entre otros elementos, este conjunto de herramientas ofrece qué pueden hacer las mujeres y niñas para protegerse de la violencia como por ejemplo, es aconsejable, buscar nuestro nombre en la red cada cierto tiempo o configurar una alerta en google con nuestro nombre y conocer cuánta información nuestra en la red pueden obtener otras personas con la mayor precisión posible es importante. Otro ejemplo es cifrar los dispositivos y archivos ya que los trolls buscan información on line comprometedora que puedan usar contra la persona. El kit de herramientas ofrece información de interés para blindar gratuitamente en la medida de lo posible los dispositivos electrónicos y/o el PC. Un contenido que también presenta y que, en un momento dado, puede resultar útil de cara a manejar el código en el que nos movemos, es conocer los diferentes tipos de abuso que se pueden mover on line y cuál es la diferencia entre quienes lo perpetran como por ejemplo saber qué se considera un troll, un creepshotter, doxxer o un pornografador de la venganza. 

El kit de herramientas aún está a disposición de todas las entidades o personas que quieran hacer uso del mismo sin detrimento de aquello que las evidencias científicas nos dicen que previene de la violencia y que es un posicionamiento activo y de rechazo sin ambigüedad por parte del resto de personas a la misma, ya que, independientemente de que se trate de imagen íntima que se difunde en las redes o una difamación contra una persona o un grupo, éstos no circularían si no hay quien lo comparta, justifique o mire para otro lado mientras ocurre. Si no somos parte de la solución, somos parte del problema.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación