Maryna Viazovska. Wikipedia

Con ocasión del Congreso Internacional de Matemáticas se conceden las medallas Fiels cada cuatro años. Se trata de unos de los galardones más prestigiosos de las matemáticas, que este año ha sido otorgada a la matemática ucraniana Maryna Viazovska (Euronews).

Maryna Viazovska, nacida en Kiev hace 37 años, ya fue la favorita en la anterior edición en 2018. La investigadora es catedrática en la escuela Federal de Lausana (Suiza) y es la segunda mujeres que gana la medalla que se concede a cuatro matemáticos menores de 40 años cada cuatro años. Este año también se han concedido medallas al profesor James Maynard de 37 años, a Hugo Duminil-Copin, de 36 años, de la Universidad de Ginebra, y a June Huh, de 39 años, de la Universidad de Priceton.

La matemática ha recibido la prestigiosa medalla Fields por su trabajo cobre el problema del “empaquetamiento de esferas”, es decir, la cuestión de cómo empaquetar esferas en ocho dimensiones para que ocupen el menor espacio posible. Se trata de un problema al que los y las matemáticas llevan años dándole vueltas. Fue el astrónomo alemán Johannes Kepler quien se preguntó en 1611 cuál era la mejor forma de amontonar esferas, como las naranjas de una frutería o las bolas de un cañón, de manera que ocuparan el menor espacio. El científico, célebre por describir el movimiento de los planetas alrededor del Sol, propuso que lo ideal esta construir una pirámide, pero su hipótesis no se demostró hasta 1998. Más tarde, en 2016 sería la matemática Viazovska, quien fue más allá del espacio tridimensional y resolvió el problema en ocho y en 14 dimensiones. Su fórmula resuelve cómo empaquetar mejor las esferas en ocho dimensiones, en una forma conocida como celosía e8. Su prueba, que ha tardado 13 años en formularse, ha abierto la geometría de las esferas. 

En su discurso  de agradecimiento en la recogida del premio quiso recordar a su compatriota Yulia Zdanovska, una matemática de 21 años asesinada en un ataque ruso con misiles al inicio de la guerra de Ucrania en la ciudad de Járkov. Dedicándole estas palabras: “Cuando alguien como ella muere, es como si muriera el futuro”.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación