Prohibir o limitar la posesión de armas a quienes ejercen violencia contra las mujeres y las niñas, ya sea dentro de la pareja estable o no, podría salvar muchas vidas en EE.UU, donde más de la mitad de las mujeres asesinadas, lo son a manos de un arma de fuego por alguien con quien mantienen o han mantenido una relación afectivo sexual

La intersección entre las armas de fuego y la violencia de género representa una seria amenaza para muchas mujeres estadounidenses y, tal y como recogía en un artículo que publicó en 2017 msmagazine.com, hasta en 25 estados del país no existe ningún tipo de limitación o retirada de la licencia armamentística para quienes han sido denunciados por ejercer violencia de género en alguna de sus formas. Sólo en el caso de algunos estados es posible cuando se trata del marido pero no contempla otro tipo de relaciones. Esta circunstancia que aumenta hasta cinco veces más el riesgo de morir para las víctimas se reconoce coloquialmente como el vacío legal del novio (the boyfriend loophole)

A lo largo de los últimos años, algunas iniciativas políticas y legisladores han intentado, sin éxito, solucionar y dar respuesta a este vacío legal para proteger en mayor medida a las víctimas de violencia de género. 

Sin embargo, el pasado martes 21 de junio, un grupo bipartidista de senadores que llevan tiempo dedicados a trabajar en el desarrollo de una legislación sobre armas, llegó a un acuerdo para dar solución al vacío legal del novio y, en adelante, se prohibirá a quienes hayan sido juzgados por delitos menores, la posesión de armas de fuego. Pasados cinco años, si se han rehabilitado y sólo cuentan con ese delito podrían recuperar el derecho a adquirir una. 

Según recogió msmagazine.com recientemente, Deborah Vagins, presidenta y directora ejecutiva de la Red Nacional de End Domestic Violence  declaró si bien este no es el proyecto de ley ideal o perfecto, esta disposición es un primer paso importante para cerrar el vacío legal de las parejas en citas. [..,] muchas víctimas que antes no estaban protegidas ahora tendrán algo de seguridad frente a la violencia armada. Esperamos trabajar con el Congreso para cerrar por completo el vacío legal de las parejas esporádicas, incluída la extensión de la ley federal a quienes ejercen violencia en las citas sujetos a órdenes de protección.

Se trata, de un avance histórico, resultado de miles de vidas cobradas y del tesón y compromiso de muchas personas cuyos intentos fallidos por mejorar la protección hacia las víctimas de violencia de género en las citas han ido haciendo camino y abriendo la posibilidad a que hoy día comience a ser una realidad. Sin duda, todas las actuaciones por proteger a las mujeres de la violencia de género fuera de la pareja estable son aplaudidas y necesarias, no sólo en EE.UU sino en muchos otros territorios y contextos. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación