Ayer, 29 de mayo, Naciones Unidas conmemoró el Día Internacional del Personal de Paz, cuyo lema ha ido dedicado de forma especial al papel clave que juegan las asociaciones que, de forma general, operan para que la Paz sea posible en todo el mundo. 

Miles de personas trabajan cada día para proteger y ayudar a otras cuya seguridad se ve gravemente amenazada, ya sea, apoyando los “alto el fuego“, en la prevención y respuesta frente a la violencia, investigando las violaciones y los abusos de los derechos humanos, en la consolidación de los procesos de paz o la recuperación y el desarrollo de las zonas afectadas por conflictos. 

Los informes muestran que la presencia y acción de las fuerzas de la paz de la ONU, ha contribuido a que hayan menos muertes de civiles, menos violencia y los procesos de pacificación sean más duraderos.  En este sentido, desde 1948, más de un millón de personas han contribuido a salvar y cambiar las trayectorias de vida de hombres, mujeres, niñas y niños en circunstancias de extrema vulnerabilidad, en 125 países y 71 misiones de paz. También han sido más de 4.000 las que han entregado su vida por la causa de la Paz. 

Merecen que se reconozca y visibilice la labor que realizan todas estas personas  de forma anónima y en este sentido, ONU ha querido reconocer a todas las personas que trabajan de algún modo porque la paz se instaure y sea posible; asociaciones humanitarias dedicadas a garantizar la paz y la seguridad mundiales, las comunidades a las que sirven, mujeres y jóvenes, medios de comunicación, comunidad científica internacional, líderes tradicionales y religiosos, gobiernos anfitriones o las tropas y policía de la paz, países Estados miembro, etc  y lanzar con ello, un mensaje donde pone el foco en la importancia de trabajar y aunar esfuerzos conjuntamente, de forma colectiva, para poder alcanzar el éxito en esta empresa.

Al mismo tiempo, la organización internacional ha hecho un llamamiento a la acción, animando a unirse a la campaña que ha lanzado tanto en redes sociales (#PeoplePeaceProgress) como de forma presencial, en la que, entre otras actuaciones, pondrá a disposición del público en general un paquete de recursos para RR.SS y publicará historias sobre el mantenimiento de la paz y la fuerza que tienen las asociaciones humanitarias a la hora de contribuir en que la paz, el progreso y el desarrollo sean sostenibles.

Campañas como esta, nos pueden ayudar a recordar que, si bien el mundo es un lugar con mucho margen de mejora, siguen habiendo y existen muchas, miles… millones de personas trabajando y esforzándose diariamente porque esas mejoras nos lleguen a todos y todas sin excepción aún en las circunstancias más difíciles. 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación