Veinte discotecas de Cataluña servirán las bebidas con una tapa de plástico para impedir la introducción de drogas que produzcan sumisión química en la persona que está bebiendo.  La finalidad de esta acción es evitar futuros casos de agresión sexual y robos.

Además, han activado el protocolo Ask for Angela, a través del cual una persona que sienta que está en peligro podrá dirigirse a una persona empleada (DJ, seguridad, personal de camareras y camareros, , personal del guardarropa, etc.) y preguntar por Ángela. A partir de esta interacción se activarán las alarmas y la persona empleada debe llamar a seguridad para que socorra a la víctima, como explica El País

La aplicación de estas medidas potenciará a que estos espacios nocturnos puedan obtener el sello International Nightlife Safety Checked.  Una certificación que vela por la seguridad de las personas que se encuentran en el local.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación