Recientemnte una menor de 15 años fue agredida sexualmetnte en el baño mixto de un instituto de secuendaria en Zaragoza por parte de un menor de 16 años.

No es el primer caso que se dan en este tipo de espacios,  y cada vez se están recogiendo más evidencias de cómo en los espacios mixtos, como vestuarios o baños se incrementan el número de agresiones, como también ha pasado en el Reino Unido.

La obligatoriedad de constituir baños mixtos en escuelas o institutos impacta negativamente en la seguridad de las niñas, y por tanto, tal y como se ha recogido en diferentes aportaciones científicas, la solución pasa pora aplicar actuaciones de éxito en la prevención del acoso, como el modelo dialógico de prevención de conflictos o club de valientes violencia 0,  y por supuesto crear en todo caso espacios seguros,  y donde las chicas puedan escoger y no estar obligadas a compartir un espacio tan íntimo como un baño con posibles agresores, como en el caso de este centro de secundaria.

Secciones: subportada