Mujeres afganas protestan ante la imposición del burka en espacios públicos promulgado el pasado sábado.  Al grito del “burka no es nuestro hijab”, las mujeres protestaron a cara descubierta para reclamar su derecho.

La ONU ha dennciado la situación de recortes permanente a los derechos de las mujeres en Afganistán, como ejemplo la situación de las niñas y adolescentes que no han podido volver a la escuela a pesar que se prometió que si se facilitaría su regreso.

Las mujeres siguen reclamando ayuda internacional para poder reestablecer su situación que continuamente está siendo empeorada.  Es necesaria una respuesta internacional solidaria para mejorar  su situación.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación