El Papa Francisco ha ordenado el control periódico y la rendición de cuentas en la lucha contra los abusos sexuales a menores. La reunión de la Comisión Pontificia para la Protección de las y los Menores deberá presentar un informe anual que contenga el estado de la cuestión, las iniciativas de la Iglesia en materia de prevención, los elementos a modificar para mejorar, y facilitar a las autoridades pertinentes tomen medidas.  Se exige a su vez la transparencia a las diócesis que es donde reside la problemática para obtener los datos pertinentes y establecer los mecanismos efectivos.

Tras esta noticia, la cuestión que emerge es sin duda ¿para cuándo en otras instituciones?. Como se ha ido visibilizando, los abusos sexuales están sucediendo en todos los ámbitos, por ejemplo en espacios de tiempo libre como los esplais o scouts,  en instituciones con menores tutelados, en centros educativos de primaria, secundaria, en federaciones deportivas, en centros médicos, etc.   Es necesario que la transparencia de la situación de los abusos sexuales a menores en nuestra sociedad se pueda realizar un seguimiento, para poder valorar si estamos mejorando o no, y ante todo, aplicar las evidencias científicas que sí logran resultados en la prevención y en la aplicación de las medidas  ante situaciones de abusos sexuales y protección a las niñas, niños, chicas y chicos adolescentes.

 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación