Un aspirante a agente de la Guardia Urbana de Barcelona ha sido apartado después de ser detenido tras la denuncia de cuatro mujeres compañeras de formación por acoso sexual.

Durante un encuentro entre alumnos de la Escuela de Policía, el detenido acosó a las compañeras con palabras soeces, agresivas sexuales, levantándoles las faldas, y acosándolas en definitiva. Las cuatro aspirantes de policía denunciaron en la comisaría de Mollet del acoso sexual perpetrado por el aspirante, y compañeros presentes han dado su testimonio para reforzar la denuncia de las compañeras.

De momento el aspirante está libre de cargos pero ha sido apartado de la instrucción.  los departamentos de Asuntos Internos de Mossos y Guardia Urbana han abierto una investigación interna para esclarecer el asunto, y el aspirante ha sido   apartado como medida cautelar del Instituto de Seguridad Pública de Catalunya.

Este hecho veinte años atrás hubiera sido casi imposible, cuando reinaba con impunidad el acoso sexual, el hecho que las cuatro compañeras juntas hayan denunciado el hecho, y que compañeros hayan prestado su testimonio, es una evidencia clara de cómo vamos avanzando en la erradicación de la violencia sexual sea a quien sea, y venga de donde venga.

 

 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación