Web MedIQ

Saira Siddique,  de 45 años,  sufrió un accidente de tráfico que la dejó sin poder caminar durante muchos meses. Fue ahí cuando se embarcó en una nueva aventura que consiste en  hacer que la atención sanitaria fuera accesible para la ciudadanía del país como informa reuters. 

Así que dejó su trabajo de alto nivel en la sanidad pública  y comenzó a presentar a las personas inversoras su aplicación que conectaba a personal sanitario  con  pacientes por vídeo. Posteriormente apareció el COVID-19 perjudicando a las empresas de todo Pakistán, pero la empresa de Siddique  MedIQ irrumpió en escena como el primer “hospital virtual” del país. Así que MedIQ atendió a 16.000 pacientes en sus primeros seis meses. Dos años después los datos se han multiplicado por 20 y recauda 1,8 millones de dólares.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación