El pásado sábado se detuvo y envió a prisión al acusado de agredir sexualmente a diferentes cuidadoras domiciliarias.  Su modus operandi era contactar con ellas via anuncios en internet, con la excusa que era para cuidar a su madre, y una vez venían a su domicilio el acusado las agredía sexualmente.

Este hecho denota la necesidad de activar mecanismos efectivos de prevención de delitos sexuales en uno de los colectivos más vulnerables, puesto solo media el particular y la futura empleada basados en evidencias científicas.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación