Elisa Longo. Twitter @TrekSegafredo

La ciclista italiana Elisa Longo, del equipo Trek-Segafredo, quedó vencedora este sábado de la segunda edición de la París-Roubaix femenina al quedar por delante de la belga Lotte Kopecky y a la neerlandesa Lucinda Brand, que quedaron segunda y tercera respectivamente. Este año, la final de la prueba se disputó en el velódromo André Pétrieux tal como informa Europa Press

Longo quedó tercera el año pasado, cuando por primera vez se celebró esta prueba mítica del ciclismo en la categoría femenina. Esta prueba se disputó por primera vez en 1896 y es conocida como ‘la prueba de las pruebas’.  Han tenido que pasar 125 años para que las mujeres pudieran disputar por primera vez esta mítica carrera por lo que, poder participar en ella y ganarla, aumenta su valor deportivo. 

Está considerada una de las pruebas ciclistas más duras del mundo. En la categoría masculina se recorren 50 km de pavé y la femenina, en esta edición, se recorren más de 29 kilómetros de de pavé finalizando en el velódromo de Roubaix. Esta segunda edición mantenía los 17 tramos de adoquines y ha aumentado los kilómetros respecto a la pasada edición hasta llegar a los 124,7 km.

Elisa partía como favorita y ha logrado inscribir su nombre en esta dura y mítica prueba del ciclismo formando parte de su historia.  

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación