El interés de la ciencia por la cuestión del atractivo masculino y las interacciones que lo despiertan, así como su importancia para prevenir la violencia de género, hace patente la relevancia social de esta cuestión y la importancia de afrontarla desde la mejor evidencia disponible. El pasado mes de enero, la revista ‘Frontiers in Psicology’ publicó un número especial en el que se aportan ocho artículos que examinan el rol esencial de los actos comunicativos que producen las Nuevas Masculinidades Alternativas (NAM por sus siglas en inglés) y el impacto de esos actos en la modificación de las expresiones de la atracción. 

El propio editorial que encabeza este número nos plantea cuestiones clave que se afrontan en los ocho artículos del especial: ¿Cómo usan los chicos NAM el lenguaje en sus interacciones sociales para referirse a las relaciones afectivo-sexuales? ¿Cómo usan los chicos NAM el lenguaje en sus relaciones? ¿El uso del lenguaje está transformando los patrones de atracción hacia la violencia o hacia el cuidado?  

Tal y como se señala en el editorial, los ocho artículos presentan evidencias del poder de las NAM para subvertir la tendencia de socialización que lleva a la insatisfacción con las relaciones afectivo-sexuales. En cuatro de ellos, se analizan interacciones de mujeres que contribuyen a la reproducción y mantenimiento del orden patriarcal y de la doble moral, al culpar a las masculinidades tradicionales oprimidas, más que a las dominantes, de las desigualdades existentes.

Dos artículos más muestran los efectos positivos de atribuir la cualidad de deseables a personas solidarias para luchar contra la violencia de género. Para terminar, se nos ofrecen evidencias de la importancia del compromiso personal de mantener relaciones verdaderamente apasionadas, igualitarias, y plenamente satisfactorias, mientras que en un último artículo se afronta la utilidad de analizar películas populares para identificar los patrones de atractivo en la adolescencia. 

Tal y como señala uno de los artículos de este número especial que merece ser leído y estudiado página a página y línea a línea, posicionarse contra la violencia no es suficiente para acabar con ella. La evidencia demuestra que, para superar la violencia de género, es también necesario romper el silencio y hacerlo usando el lenguaje del deseo.

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación