Ayer trágicamente una mujer fue asesinada por su ex-pareja siendo el noveno asesinato del año por causa de violencia machista. La pareja actual también fue gravemente herida, y los dos hijos menores huérfanos a causa de la violencia machista.

La víctima había denunciado, y de hecho tenía activada una orden de alejamiento. Una vez más se demuestra que este tipo de órdenes no están siendo efectivas e casos.  Falla la protección a la víctima y a sus seres queridos.  

Las reflexiones que hay sobre la mesa es la necesidad de aumento de recursos,  pero un aumento sin más no es suficiente,  lo que sí garantiza los resultados esperados es que los recursos se destinen en aquellas actuaciones basadas en evidencias científicas que aseguran los resultados de protección esperados, 

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación