Entre tanta película llena de estereotipos machistas sobre nosotras, es refrescante poder ver y comentar una película bella, buena y verdadera. Después de entrevistar a su director Imanol Uribe y su  productor Gerardo Herrero, como profesora de periodismo de la UAB y directora del Diario Feminista he tenido la suerte de poder participar en el maravilloso acto celebrado hoy jueves a las 19 horas en la Alhóndiga de Bilbao. Viendo las caras de las personas asistentes y entrevistando después a algunas de ellas, ha quedado muy claro el impacto de este film en el aumento de la motivación para trabajar y luchar por un mundo mejor, más justo, con más paz, con menos pobreza.

Uribe destaca por ejemplo el nivel de implicacion del equipo con la película en relatar su historia  “actores muy diversos españoles, colombianos, peruanos, cubanos, israelitas, ingleses, franceses, una especie de Torre de Babel con el confinamiento se paró y la mayoria a la vuelta decidió adaptar sus agendas para seguir implicados, el 95% de equipo metidos en el proyecto siguieron y eso no es normal, si hubiera sido otro proyecto, se hubiera ido un alto porcentaje y este dato es muy significativo”.

El argumento se centra todavía más que en el asesinato colectivo de seis jesuitas y dos mujeres, en la valentía de una mujer trabajadora de la limpieza, en la defensa de la verdad, la bondad y la belleza. A pesar de las fuertes y crueles presiones que sufre ella, su hija pequeña, y su marido, Lucía Barrera sigue defendiendo la verdad de lo que había visto esa noche: que había sido el ejército quien había realizado el asesinato y no la guerrilla. 

Y es precisamente la.valentia de Lucía lo que más atrajo a Herrero para decidir producir la película, Herrero destaca :”lo que más me gustó es que estaba contada desde una mujer inocente que arriesga todo,  por mantener la verdad,  ese mantenimiento de si fue lo que vi, porque me voy a mentir a mi misma, porque voy a mentir a la sociedad, porque voy a olvidar la memoria de esos religiosos que se han portado tan bien conmigo, que me han cuidado, que se han preocupado de que me fuera bien en la vida ¿cómo voy a dejarles en evidencia? Y eso a mí me pareció maravilloso”.

Esa valentía de una mujer obrera en la defensa de la verdad nos lleva al DF Diario Feminista recordar de que el feminismo a lo largo de estos siglos ha sido construido no solo por mujeres intelectuales, profesionales o con título universitario como yo misma, si no también por mujeres trabajadoras, a veces las que hacen las limpiezas en nuestro domicilios. con frecuencia se ha invisibilizado la voz de estás mujeres, no solo en el conjunto de la sociedad, si no incluso en el feminismo, principalmente hasta que en el libro de Mujeres y Transformaciones Sociales feministas como Judith Butler y Lidia Puigvert dijeron que esas voces  son las que nos devuelven el verdadero sentido del feminismo. 

Lucía Barrera insiste constantemente en que esos jesuitas y esas dos mujeres asesinados eran muy buenas personas. Los militares dictatoriales y los agentes del FBI quieren obligarla que diga la gran mentira de que  Ignacio Ellacuría, Ignacio Martín Baró, Segundo Montes Mozo, Armando López Quintana , Joaquín Lópezy Juan Ramón Moreno Pardo eran miembros e incluso dirigentes de la guerrilla. Ella insiste en que no lo eran, que estaban en contra de la violencia, que trabajaban por esos acuerdos de Paz, que eliminarán la guerra entre el ejército y la guerrilla, que tantas muertes provocaba también en la población civil.

La pelicula de Imanol Uribe y Gerardo Herrero refleja muy expresivamente la belleza de la vida de esas personas y de las relaciones entre ellas. La valentía de Lucía Barrera, resistiendo las presiones de personas  con mucho poder, llena de belleza la pantalla y las caras de las personas que la están mirando. Ya dijo Sapho que todo lo bueno sino es bello, llegará a serlo. Esta película ha logrado que la bondad de las personas asesinadas a las que defiende durante toda su vida, estén llenas de bondad y de la mejor belleza.

La Directora de DF con Imanol Uribe y Gerardo herrero, Director y Productor de la pelicula
Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación