Recientemente, el Gobierno de Reino Unido ha lanzado ENOUGH (BASTA), una campaña para concienciar e involucrar a la ciudadanía en la lucha para poner fin al abuso contra las mujeres que pone el foco de atención sobre la implicación ciudadana. 

Según datos proporcionados por Naciones Unidas 1 de cada 3 mujeres en el mundo experimenta violencia. El abuso puede ser de muchas clases; emocional, físico, sexual y/o económico, darse a través de interacciones que se basan en avergonzar, degradar, asustar o angustiar a las niñas y las mujeres, en el ámbito privado o en el espacio público, presencial o virtualmente. 

Para afrontarlo, es esencial que las víctimas no se sientan solas y en coherencia con esto, qué los servicios de atención sean lo más conocidos posible no sólo por ellas sino por todo el mundo y así impulsar que cada vez más personas desarrollen actitudes upstander y se involucren en ayudarlas de la mejor forma posible. 

Así, además de informar sobre qué es el abuso, la campaña pone al acceso de la ciudadanía información acerca de cómo se puede denunciar y qué organizaciones especializadas en estos temas tienen a su disposición y en este sentido, trata de fomentar la capacidad en todas las personas para detener el abuso en base que tengan cada vez, no sólo, mayor concienciación sino mayor información acerca de cómo hacerlo de una manera eficaz y segura.

Las evidencias científicas muestran que es crucial que las personas del entorno, las o los testigos tomen parte activa y generen redes de solidaridad y sean parte en la solución frente a la violencia contra las mujeres. Las causas por las que no lo hacen más varían entre el miedo a las repercusiones de hacerlo y la falta de información acerca de cómo hacerlo adecuadamente, entre otras, por lo que campañas de este tipo son muy necesarias. 

Secciones: portada

Si quieres, puedes escribir tu aportación