La UNESCO ha publicado el informe “To be smart, the digital revolution will need to be inclusive”.  

En este documento se pueden consultar los datos de cómo la brecha de género sigue estando presente en el trabajo. Por ejemplo, las mujeres representaban el 70% de las personas empleadas en trabajos con un alto riesgo de automatización, pero solo el 43% de los empleados en empleos con un riesgo de automatización.  Uno de los ejemplos que se recogen dice como la instalación generalizada de cajas automáticas representaba la pérdida de uno de cada cuatro puestos de trabajo la mayoría de ellos ocupados por mujeres. 

Para que las mujeres aprovechen las oportunidades que ofrece la la Cuarta Revolución Industrial, será necesario que haya una igualdad de condiciones en cuanto al acceso a elementos facilitadores como la la educación y la información. En países en desarrollo, las mujeres tenían menos probabilidades (37%) que los hombres (43%) en 2017 de tener acceso tanto a un teléfono móvil como a Internet, según la base de datos Global Findex. En algunos países, los hombres tienen incluso el doble de probabilidades de tener acceso a estas tecnologías.

En el informe se pueden consultar todos los datos al respecto, las conclusiones y la necesidad de implementar políticas efectivas para superar la brecha de género.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación