Ayer más de doscientas personas se concentraron en Murcia para reclamar una ley que regule las operaciones estéticas después de la negligencia cometida con Sara Gómez que acabó con su vida. 

Sara Gómez merece justicia, y sobre todo garantizar que no haya ninguna víctima más. De hecho, el debate sobre la mejora de regular las intervenciones quirúrgicas estéticas es un reclamo presente desde hace bastantes años.  Dentro del sector, la calidad del servicio no es homogénea, y se debe avanzar hacia una mayor seguridad, reglamentando mejor el sector y su servicio. 

Actualmente la justicia esta todavía escuchando los diferentes testimonios de la clínica y del hospital donde fue atendida para dictar sentencia.

Secciones: subportada

Si quieres, puedes escribir tu aportación