Hay momentos en los que los conflictos políticos emergen con mucha fuerza. Hay lugares en los que los conflictos políticos son abiertamente intensos todo el tiempo. En esos momentos y lugares, los conflictos políticos tienen impacto en las relaciones de amistad. Algunas relaciones se vuelven turbulentas, otras desaparecen, pero hay algunas que brillan todavía con más intensidad en un contexto hostil. 

Es muy clarificador el análisis que se realiza sobre el tema en el artículo Creative friendship and political diversity in Catalonia (Amistad creadora y diversidad política en Cataluña). El estudio analizó el impacto que el conflicto político en Cataluña en torno al año 2017 tuvo en los grupos de WhatsApp. Los grupos con pensamientos políticos afines continuaron existiendo. También subsistieron aquellos que decidieron no hablar sobre el tema, pero en los casos analizados fue a costa de que la relación se convirtiera en más superficial y de que se echara a perder la habilidad para generar diálogos transformadores entre personas con opciones políticas diferentes. Asimismo, hubo grupos que se rompieron o en los que hubo personas que abandonaron el grupo. Todo ello creó mucho silencio en estos grupos. Era un silencio que deterioraba las relaciones. Hacía que las personas del grupo se sintieran menos conectadas y dificultaba reconstruir las amistades. La situación empeoraba cuando se extendían fake news o informaciones no contrastadas. También repercutía negativamente que se asumiera que todas las personas del grupo pensaban lo mismo.

Sin embargo, también hubo grupos en los que hablaron sobre la situación política desde puntos de vista divergentes y se mantuvieron como grupo. Eran relaciones que se basaban en el respeto, la solidaridad y un sentimiento real de amistad. Una de las entrevistadas en la investigación afirmaba que le gustaba mucho oír las opiniones de una de sus amigas porque esta amiga era capaz de defender sus ideas sin ofender, sin hacer que la otra persona se sintiera pequeña o sintiera que su opinión importaba menos. Este tipo de amistades creadoras están basadas en valores transformadores que son capaces de construir comunidades en las que las vidas de las personas mejoran.

En contextos de conflictos políticos intensos, las Nuevas Masculinidades Alternativas (NAM) también contribuyen a generar relaciones transformadoras. Los NAM no contribuyen a crear relaciones que fomentan el silencio. Siempre se posicionan contra todo tipo de violencia, y lo hacen con seguridad. Son personas solidarias, respetuosas y atractivas, siempre favorables al diálogo igualitario. Cuando los conflictos políticos emergen con fuerza, los NAM tienen amistades democráticas. Los NAM tienen amistades creadoras.

Tags:
Secciones: subportada